croquis baja
croquis baja

KP FACADES AND SECTIONS OP B
KP FACADES AND SECTIONS OP B

KP FACADES AND SECTIONS OP B
KP FACADES AND SECTIONS OP B

KP FACADES AND SECTIONS OP B
KP FACADES AND SECTIONS OP B

KP FACADES AND SECTIONS OP B
KP FACADES AND SECTIONS OP B

TODAS
TODAS

TODAS
TODAS

TODAS
TODAS

TODAS
TODAS

TODAS
TODAS

KHADAT, MONGOLIA
Ubicación: al noreste de la ciudad de Ulan Bator, Mongolia
Superficie: 22.000 m2
Año de proyecto: 2021

Se trata de un complejo hibrido que integra vivienda, trabajo, cultura, hotel, comercios y recreación en un paisaje virgen montañoso.
El espíritu de la propuesta se inspira en conjuntos de piedras megalíticas, encontradas en tierras asiáticas, no muy lejanas al sitio de emplazamiento. Se conciben cuatro macizas piezas articuladas azarosamente entre sí, enclavadas en la topografía natural de la montaña. La abstracción de la composición de los distintos bloques y sus envolventes de acero corten, emparenta lo construido con una obra land art.
Se accede al conjunto bajo el bloque puente, a partir en una apertura al paisaje enmarcada por los bloques a ambos flancos. Al enmarcarse la panorámica de las montañas, la arquitectura pasa a convertirse en la escenografía para la plena conexión con la naturaleza. Los visitantes se adentran en este espacio que tiene espesor, donde pueden caminar sobre el espejo de agua que se encuentra sobre el bloque inferior para asomarse al paisaje como en una proa de un barco.
Cada bloque aloja un programa diferente. A ambos lados, un hotel y un complejo residencial. Sobre ellos, generando un puente se encuentran los programas comerciales y recreativos. En un cuerpo inferior al acceso, el restaurante y el auditorio. Cada cuerpo presenta una cubierta jardín, que genera expansiones con las mejores vistas al paisaje.
La materialidad de contundente masa, materializada con muros de un importante espesor, protege los interiores de los hostiles climas invernales. Múltiples jardines de invierno, emergen de la caja muraria y generan espacios de expansión que al mismo tiempo amortiguan el impacto del clima. A partir de estos artefactos bioclimáticos, los visitantes y habitantes permanentes reciben por las noches el calor captado durante el día. Los remates de los distintos cuerpos se materializan con un frente totalmente acristalado para el disfrute de las vistas a los bosques y las montañas.